Perrita fiel no se separa de su dueña herida para que nadie la lastime

Un lamentable accidente doméstico le demostró a una familia la gran lealtad que les guardaba su mascota, la perrita pitbull más fiel de todas.

Para nadie es un secreto que los perros establecen muy rápido un vínculo profundo con sus humanos, incluso si ellos no son del todo cariñosos con el animal, y la familia Newell ha comprobado que nadie más amoroso que su peluda.

Esta perrita no se apartó del lado de sus dueños lesionados, después de un incendio.

Jimmy Newell es un invidente de 65 años que vive en Landover Hills, Estados Unidos, y por desgracia tuvo una cuantiosa pérdida cuando su casa comenzó a incendiarse.

En ese momento él y su hija se encontraban dentro de la residencia pero a tientas lograron salir del lugar, con la intención de escapar del peligro.

Junto a ellos estaba su perrita Precious, a quien no dejaron sola en el lugar y mucho menos a su indefenso cachorro.

Pero cuando Jimmy creyó que había escapado pasó algo inesperado.

Su hija perdió el conocimiento y cayó en un terreno cerca de la casa, al parecer los gases inhalados durante el accidente habían hecho efecto en ella, y la adrenalina del momento la hizo desmayarse.

Mientras ella estaba tendida, Jimmy sufría por las quemaduras en su rostro y su casa ardía en llamas. Pero a su lado estaba la tierna perrita que actúo con mucha inteligencia y dedicación.

Parecía que el animalito sabía lo que sucedía y protegió a sus dueños hasta el último minuto.

La pitbull se quedó a un lado de Jimmy y de la mujer inconsciente para evitar que alguien se acercase y los lastimara. Precious sabía que debía protegerlos.

De hecho, cuando llegó el equipo de bomberos y los paramédicos, la perrita se mostró a la defensiva y protectora.

Precious no quería que nadie se le acercara al hombre y a su dueña pero el equipo sabía que debía atenderlos y controlaron la situación con la perrita leal para lograr salvar a Jimmy.

Dada las lesiones, el hombre fue atendido y trasladado a un centro clínico. De igual manera, la perrita y su cachorro que había escapado de la casa fueron llevados a un refugio.

El hombre y su hija lograron recuperarse pero un giro inesperado cambió por completo la historia.

Resulta que por una ley estadal que data desde 1997, esta raza de perros está prohibida en Maryland. Pese al excelente comportamiento de la perrita, la canina ya no podría regresar con su familia.

Jimmy intentó apelar la decisión de las autoridades pero no hubo forma de llegar a un termino favorable.

Era imposible que la perrita volviera a su lado.

Para evitar que la canina y su cachorro terminaran sus días en un refugio, el hombre decidió darlos en adopción a un hijo que vive en otro estado del país en el que la tenencia de pitbull como mascotas no está prohibido.

Aunque no sea del todo justo, después de perder su hogar, esa fue el medio más viable que Jimmy tuvo de conservar a la perrita leal que siempre había estado a su lado.

Ni durante el accidente, ella lo quiso abandonar y él tampoco estaba listo para hacerlo.

En ocasiones las leyes nos parecen bastante arbitrarias, pero no queda otra opción que respetarlas.

Seguro para la peluda fue una situación difícil separase de su dueño, pero ahora todo el amor y fidelidad que por él sentía debe brindárselo a su hijo.

Nos contenta saber que la canina forma parte de una familia agradecida que no está dispuesta a dejarla sola. Gracias a esta amiguita por ser ejemplo de lealtad.